sábado, 27 de octubre de 2012

Es mejor escribir para sí mismo y no tener público, que escribir para el público y no tenerse a si mismo.

Extraño Gnome 2.6, aquella interfaz que podías modificar a tu antojo y que iba mejorando en cada momento, ahora Gnome 3.* es un asco, no es adaptable, es pesado, es feo... Luego Ubuntu y su "Unidad", igual de lenta que Gnome, en un momento Gnome fue mi entorno favorito, fue uno de los motivos más importantes para pasarme a Linux por completo, ya que tenias la opcion de diferenciarlo de todo lo demás, eras tu quien decidía cómo sería tu escritorio, tu y nadie más.



 

Compiz fusion y Gnome 2.6 eran la pareja perfecta, no quitaba estabilidad ni velocidad al sistema. Ahora no soy el único que vive cambiando su entorno de escritorio en su sistema operativo, no soy el único que no encuentra aquel escritorio que le llene por completo, no soy el único que busca aquel Gnome 2.6 que todos queríamos.